martes, 15 de octubre de 2013

LEVIVOT DE LA MANO DE JOSEP CAPSIR (CAPI)

Hoy, la receta en La Biblioteca de sabores es un plato riquísimo que se llama Levivot, y cuya elaboración es sencillísima. Viene de la mano de Josep Capsir, un autor muy versátil a quien podéis conocer mejor pinchando en los enlaces que os he puesto en la parte inferior de la entrada.

Josep Capsir es autor, entre otras, de la novela “La herencia de Jerusalén”, un thriller que plantea nuevas hipótesis sobre algunos acontecimientos que sucedieron en Tierra Santa, antes y después del nacimiento de Cristo.

Abordar material histórico para construir una trama es una responsabilidad mayúscula, pues la credibilidad de la historia dependerá de una recreación adecuada y respetuosa con hechos que nos son conocidos. En este caso, se tuvo que familiarizar con la cultura sefardí, donde la gnóstica religiosa está estrechamente unida a las costumbres de un pueblo culturalmente muy desarrollado.

La receta que nos plantea Josep Capsir tiene mucho que ver con la novela: Levivot.

¿Manos a la masa?



Ingredientes para 6 personas:

1 Kg de patatas
1 cebolla grande
2 huevos
4 cucharadas de harina
Pimienta
Sal

Elaboración:

Primero pelamos las patatas y las rallamos en finas tiras que trocearemos para que no sean muy largas. Luego las pasamos por el grifo y las escurrimos bien. Hacemos lo mismo con la cebolla, troceándola muy fina.

Ponemos en una sartén la patata y la cebolla a fuego medio durante diez minutos. Nos interesa que se poche, no que se fría. Una vez pochada la mezcla, la dejamos reposar durante un par de segundos sobre papel de cocina para evitar el exceso de aceite.

Introducimos en un bol la patata y la cebolla, echamos sal y pimienta y los dos huevos. Podemos trabajar la masa con un tenedor. El huevo se irá cuajando con el propio calor de las patatas. Añadimos la harina poco a poco, trabajándola con la masa para que no nos queden grumos.

Una vez consolidada la masa, con una cuchara sopera vamos separando porciones y le damos una forma de pequeñas hamburguesas. Ahora sí, los ponemos en una sartén con un poco de aceite y los freímos a vuelta y vuelta para que queden crujientes y los dejamos reposar de nuevo en papel de cocina para que expulsen el exceso de aceite.
Se sirven calientes y acompañan muy bien a las carnes y las aves.

Tengo que decir que yo he probado ya esta receta y están… ¡deliciosos!
Y ha sido sencillísima de hacer.

La novela de Josep Capsir nos habla de un grupo sacerdotal que resultó clave en la historia del judaísmo y posteriormente en la del cristianismo. Tanto la Torah judía, como el Antiguo Testamento de las escrituras cristianas, cuentan los pasajes de los levitas, unos sacerdotes que representaron un papel muy importante dentro de la historia. De hecho, si no hubiese sido por ellos, posiblemente, todo Occidente sería musulmán.

Los levitas fueron los hijos de Leví, una de las doce tribus de Israel y los encargados de predicar los preceptos de la gnóstica judía durante el éxodo por el desierto.

¿Qué comían durante el éxodo? Generalmente, comidas hipercalóricas y ricas en hidratos de carbono y proteínas, elementos indispensables para sobrevivir en el desierto.

Uno de los platos típicos de los levitas, es el levivot, un plato sabroso y muy fácil de hacer.

Capi

Es autor de tres novelas, La herencia de Jerusalén, que lleva varios meses número 1 de ventas entre los autoeditados de Casa del Libro, REC, Relatos para ensanchar costillas, una obra de humor y Las leyes de Hermógenes, una novela de ficción contemporánea. Prepara en la actualidad la segunda parte de La herencia de Jerusalén. Puedes conocer más de él en su blog, Mi ventana al exterior.

Josep Capsir ocupa la letra J de nuestra Biblioteca.

Próxima autora en el blog

con regalo de relato romántico incluido.



9 comentarios:

  1. Me ha encantado esta receta. Ya te contaré como me ha salido. Felicidades por tus éxitos Josep y también a ti , Mayte, por la idea de este blog ;-)

    ResponderEliminar
  2. Te esperamos, María José. La caricia de Tánatos tiene mucho sabor, ¡sorpréndenos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado participar en tu blog y me hace mucha ilusión tener un sillón virtual en la academia de autores. La receta es muy sencilla y gusta a todo el mundo.
    Me gustaría matizar que la receta de levivot que hemos presentado es una variante de la receta original, que no llevaba patata y donde la harina era el principal ingrediente. Es un plato muy presente dentro de la comunidad judía, especialmente durante los días de celebración del Janucá.
    Buen provecho a todo el mundo!

    ResponderEliminar
  4. Intentaré hacerla ! Me encantan los ingredientes!

    ResponderEliminar
  5. Hoy solo leo recetas. Debéis saber que tengo hambre. Muy bueno!

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta estupenda, me la guardo para probar. Felicidades a los dos!

    ResponderEliminar
  7. Esto lo tengo que probar, que se ve facilito y tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  8. Qué rico tiene que estar! Probaré a hacerla porque se ve fácil.
    Mayte, que no te creas que se me ha olvidado. Te mando la receta mañana o pasado sin falta. Hice la comida que te dije este fin de semana y ya tengo la foto, solo me queda redactar la receta, a ver si le puedo dar el toque literario que quieres.

    ResponderEliminar
  9. Es muy sencillo y rico. Animo a todo el mundo.

    Ya tengo tu receta, Puri. ¡Tiene una pinta...! De todo, rica y fácil, y con tu sabor literario.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar