sábado, 26 de abril de 2014

EL SABOR DE DETRÁS DEL CRISTAL: UN POSTRE AGRIDULCE.

¿A qué sabe una novela?

Hoy, mientras cocinaba, me estaba dando cuenta que hay veces que las historias traen al recuerdo sabores, vivencias gustativas, sinestesias coloridas que provocan nuestros sentidos. Hoy, mientras mezclaba los ingredientes de un postre que preparo para la cena de esta noche, me he dado cuenta de que ese es, precisamente, el sabor de Detrás del cristal.

¿La habéis leído?

Si no es así, quizá probando este postre os podríais hacer una idea de lo que podéis encontrar entre sus páginas.

Ingredientes:
Un bote de leche condensada de 750
Un bote de leche evaporada de 500
Cuatro limones

Preparación:
Mezclamos la leche condensada y la leche evaporada. Después ponemos el zumo de los cuatro limones y la ralladura de uno de ellos. Batimos bien con la batidora y veremos que empieza a cuajar como una mayonesa.

Después podemos ponerlo en copas, tazas, platos... y decorarlo si nos apetece. Yo aún no he decidido cómo, esperaré a que pase cuatro horas en la nevera y después creo que voy a poner moras y un poco de menta.

Os digo que este postre es precisamente la novela porque es agridulce, combina elementos que aparentemente no cuadran (leche y limón) pero que, aplicando la sencilla magia de darle unas vueltas, explota en una sinfonía de sabores.

¡Atrevéos!

5 comentarios:

  1. "Detrás del cristal" no necesita ni postre para saborearla y disfrutarla!!! Es que como plato único es perfecta. Pero sí, es cierto eso de "agridulce", desde luego, muy bien captado. Bss

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda. Ten por seguro que voy a hacerlo. Fácil y deliciosa, mis recetas preferidas.

    Recordare el argumento de Detrás del cristal, mientras la degustamos ;)

    ResponderEliminar
  3. Mmmmm que buena pinta.... lo probare y seguro que me gustará como Detras del Cristal...

    ResponderEliminar
  4. No sé si me gustaría lo agridulce, pero me quedo esta receta por si me decido a probarlo. Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Si es tan bueno como la novela Detrás del cristal, seguro que estará exquisito. Me da bastante curiosidad probar esos sabores, la haré.

    ResponderEliminar